Que tal vez no soy para ti
No te mientas a ti misma
Si bien sabemos el dolor que si
Somos dos rayos juntos en la prisma

Pero la luz que juntos damos
Por ley de física nos separamos
Al pasar el vidrio de realidad
Y es por eso el frío de la soledad.

Pero que no sientas ese frío tanto
Y que te caliente mi prosa y canto
Como tu cobija tu cuerpo acaricia
Así yo tu alma, sin ninguna avaricia

Y te diré que te amo, aunque duela un poco
Y seguiré caminando esta ruta de loco
Hasta poner otro vidrio al frente de nos
Y juntar nuestros rayos, juntitos los dos.